Una nueva marca para Delena

Un ReBranding colosal

El Briefing

Este proceso de rebranding es el mayor y más duro al que me he enfrentado nunca, el briefing era atractivo pero enorme: cambiar la marca de una gran empresa por completo sin limitaciones a la creatividad. En aquel momento, era una empresa de unos 70 trabajadores, con una carga administrativa brutal que procedía de 3 puntos: el departamento de tutorías, en contacto con el alumno y todos sus materiales; el departamento comercial, que tiene sus propios materiales; y el propio departamento administrativo.

Teníamos un verano, el de 2015, para plantear, debatir, diseñar y aplicar a todos los soportes la nueva marca. La lista de soportes iban desde lo digital, con una web, una tienda online, un campus virtual, una red de landings… hasta el papel, diseñando manuales, material del alumno, pasando por la infinitud del papeleo administrativo.

Limitaciones

Teníamos que enfrentarnos a la normalización editorial de una estructura que había crecido bestialmente en muy poco tiempo. La improvisación que les permitió salir al paso nos dificultó la comprensión de la estructura del trabajo pendiente. Tuvimos que recopilar cada una de las particularidades de cada departamento, cosa que en una empresa tan viva y joven como Delena, no siempre es fácil.

Soluciones

Tras varias reuniones de branding puro en las que dejamos claros los conceptos base de la nueva marca, pudimos desarrollar un nuevo logotipo más adecuado. Trabajamos su normalización y aplicación mientras recogíamos información de todas las necesidades comunicativas. Un equipo se encargó de aplicar la marca al terreno digital y otro al terreno editorial.

Había que ayudar a entenderse a los departamentos, por ello, asignamos colores e iconos a cada uno de ellos y presentamos la marca en una fiesta para los empleados. Liberamos la marca de su monocromía inicial y lo llenamos todo de naranja. Diseñamos dossiers de empresa que daban rigor a la marca más allá de la formación.

Además, diseñamos un método para crear submarcas de la marca principal, dada la previsión de expansión de la empresa que hicimos en base a su historia. Optimizamos los canales de comunicación con los públicos y mejoramos la calidad gráfica de los manuales de formación, que son el producto final de Delena.

Mi papel

Dirigí personalmente todo el proceso de rebranding, tanto en las reuniones previas como en su diseño, desarrollo y aplicación final. Coordiné los equipos de redacción y diseño editorial, dándoles las pautas iniciales para que las aplicaran a cada necesidad. Al mismo tiempo, me encargué personalmente de la aplicación al terreno web, el diseño inicial del logotipo.

Para ser sincero…

No pude perfeccionar el resultado final en la aplicación de la marca. Esto es debido a que empecé a trabajar mucho más lejos del lugar físico de Delena. Aunque intenté dejar responsables de la marca a mi marcha, la velocidad a la que funciona la empresa hizo que se obviaran muchas recomendaciones.

Ir a web de Delena  Ir a tienda de Delena