Personal ReBranding 2016 – Primeros pasos

Enfrentarse a una imagen corporativa, es duro. Si además aplicamos un proceso de branding conceptual, lo es mucho más. Pero si encima se trata de un personal branding, bueno, como decirlo, es como si te hicieras una operación a tí mismo, o un tatuaje. En este post, me gustaría dejar por escrito lo que ha sido el proceso de mi Personal Rebranding, porque en mi caso, la base de la que parto ya está trabajada y no puedo resetear mi marca. El personal branding es un proceso que suele dar, por lo que yo he visto, buenos resultado a veces. En general, la tendencia de los diseñadores al hacernos nuestra propia marca, será elegir algún gusto, fobia, manía, objeto, mascota, característica física… que por casualidad nos represente. Esto se debe a la indecisión provocada por la enormidad que representa nuestra propia personalidad vista de cerca. En torno a eso, escribimos una bonita historia que conectamos los puntos conceptuales.

Temple of the Lost World by GabrielWigren
Temple of the Lost World by GabrielWigren

Normalmente, la idea ya está decidida llegado el momento de su producción. La mayoría de diseñadores que conozco empezaron haciendo cosas para ellos mismos, y todos han tenido, igual que yo, muchos logos a lo largo de su vida.Personalmente, me he encontrado dos personalidades diferentes en los diseñadores:

  • El dogmático: estudia el diseño y a los mejores diseñadores, practica mucho y es inconformista. Solo crea cosas bellas y desecha las pruebas incompletas. Su primer logo será, casi siempre, en Helvética, la meca de los diseñadores. Son metódicos y organizados, pero no saben funcionar fuera de sus esquemas. Aunque pueden llegar a ser sociales, a veces pueden solo parecerlo, porque son solitarios o incomprendidos en su genialidad, lo que conlleva tener muchos secretos profesionales sin revelar.
  • El contemplativo: estudia diseño al mismo tiempo que se rodea de influencias artísticas que lo inspiren. Juega con el papel, garabatea, y guarda cada monigote por si algún día se puede sacar algo de él. Es un desastre en la organización pero un maestro improvisando. Son muy sociales, y pueden influir en la sociedad tanto como la sociedad en ellos, son más inestables emocionalmente, y necesitan aprender de sus errores, de los que se recuperan pronto, aunque no sin dolor. Su escuela de la vida es la misma sociedad, porque se van fijando en cada persona y aprendido algo de todos, luego transforman ese conocimiento en técnica.

 

Personal ReBranding 2016 - Primeros pasos
Sasuke, el dogmático. Naruto, el contemplativo.

Trabajar dentro de “casa”

 

Cada diseñador es una persona, y reflejar esa persona, tal y como es, es lo que te puede garantizar una estabilidad de marca en el tiempo

 

Ambas personalidades necesitan algo más que su propia forma de proceder para crear algo que tenga sentido más allá del logro de su propia creación. Para llegar a ese punto, hay que realizar un desarrollo conceptual, un sistema que sirva para entender cómo funciona nuestra percepción. Porque es percepción pura lo que trabajamos, claro, y no lo podemos olvidar. Llegados a este punto, merecen la pena ser nombrados los diseñadores que se quedaron aquí. El exceso de justificación es tan peligroso o más que el defecto, yo he visto marcas incomprensibles, como si su único público fuera el mismo diseñador. Si lo pensamos, es la fórmula de los villanos de la historias de héroes: personajes cuya justificación y reflexión interna ha creado una ley superior a la persona, pero que, en realidad, intenta arreglar un “problema”.

El grinch en el branding
El Grinch – Ejemplo de hiperjustificación interior

 

Aunque, ojo, no seré yo el que  diga que peligroso significa negativo, necesariamente. La creación de la marca de Risto Mejide se ha producido poco a poco en el tiempo, y ahora disfruta de la etapa más madura de su desarrollo, y todo ha sido gracias a un peligroso juego de romper estereotipos y creencias a base de duras palabras que hacían temblar el share.

Cada diseñador es una persona, y reflejar esa persona, tal y como es, es lo que te puede garantizar una estabilidad de marca en el tiempo. Porque todo lo que esté en un personal branding que no sea la personalidad y autopercepción pura y dura, sobra. Y como sobra, se desprenderá con el tiempo cuando eches a volar. Y si, aún así no se ha caído, cuando lo veas de nuevo dirás, “Eh! pero qué hace esto aquí?”. Y a veces será una pregunta retórica, porque tu memoria lo habrá borrado completamente.

Brotan las semillas

Yo encontré mi marca hace unos 6 años, más o menos (eso sin contar las versiones que llevaba haciendo desde los 16 años). Era típica estructura en X de los logo hipster, pero me venía muy bien para condensar 4 conceptos, o lo que yo llamaba ítems de marca, en forma de iconos. Hay que comentar y aplaudir la vuelta de este tipo de logos, que, aunque petaron todo el mercado del diseño de una forma abusiva, trajeron de vuelta también el concepto de “aglutinar” o “condensar” ideas en las marcas, en lugar del clásico sacapuntas que va tallando la misma idea hasta dejarla de cristal, preciosa, única y también simplista. Podéis ver cómo ya me enfrenté a un rebranding en 2014, que trajo un poco más de sentido gráfico y estilo personal a mi marca.

También hay un post interesante sobre el claim de mi marca que también es título de esta web:  El principio de conta·acción

Rebrading Rafafields 2014

Mi Personal Rebranding: retorcer las normas, incluso si son mías

2 años después, y tras la intensa experiencia que te adquirido en Webseo Global, me he vuelto a enfrentar a un proceso de ReBranding, pero ésta vez de la forma incorrecta, de la forma que aquí mismo digo que no se hace. No tuve más remedo que admitir que soy una persona complicada, llena de ideas, pero también obsesionado por relacionarlas entre sí y crear macro estructuras conceptuales. Yo quería convertir mi marca en un reflejo de mi personalidad reflexiva y crítica. Por eso, lo que he intentado desde el principio ha sido que se encontraran esa capacidad gráfica, comunicadora, activa y vocal con la otra parte, más introvertida, reflexiva, aislada, pero llena de ideas que, trabajadas, pueden nutrir mi parte productora.

Próximamente: Mapas conceptuales y semantización de grupos conceptuales.

Facebook Comments